Mariquita Sánchez de Thompson

Mariquita Sánchez de Thompson fue una revolucionaria que reclamó los derechos morales del genero, la mujer porteña en la sociedad y contexto histórico. Una de las pioneras en defender la patria, la igualdad y los derechos de la mujer.

Fue una mujer con gran personalidad y opinión propia, sobre la historia, el país, el futuro, el amor. 

Ante la oposición de su padre de permitir su casamiento con quien se había enamorado, al cumplir 18, decide apelar al nuevo virrey, el sevillano marqués Rafael de Sobremonte y Núñez, para que la autorizara a casarse con su primo Martín mediante la realización de un “juicio de disenso”, un antiguo instituto del derecho español diseñado para que la corona salde en este tipo de disputas familiares.

Se relacionó con representantes de la Generación del 37, el movimiento intelectual que fundó el Salón Literario en Buenos Aires, al que adhirieron distintas personalidades como Domingo F. Sarmiento, Esteban Echeverría, Bartolomé Mitre, Vicente F. López, José Mármol y Miguel Cané, entre otros.

Pianoforte original con el cuál se interpretó por primera vez el himno nacional argentino. Puede visitarse en el Museo Histórico Nacional

En una carta que su prometido hizo llegar al virrey, la joven escribió: “Excelentísimo Señor: Ya llegado el caso de haber apurado todos los medios de dulzura que el amor y la moderación me han sugerido por espacio de tres largos años para que mi madre, cuando no su aprobación, cuanto menos su consentimiento me concediese para la realización de mis honestos como justos deseos; pero todos han sido infructuosos, pues cada día está más inflexible. Así me es preciso defender mis derechos: o Vuestra Excelencia mándeme llamar a su presencia, pero sin ser acompañada de la de mi madre, para dar mi última resolución, o siendo ésta la de casarme con mi primo, porque mi amor, mi salvación y mi reputación así lo desean y exigen, me mandará Vuestra Excelencia depositar por un sujeto de carácter para que quede en más libertad y mi primo pueda dar todos los pasos competentes para el efecto. Nuestra causa es demasiado justa, según comprendo, para que Vuestra Excelencia nos dispense justicia, protección y favor. (…) Prevengo a V.E. que a ningún papel mío que no vaya por manos de mi primo dé V.E. asenso ni crédito, porque quién sabe lo que me pueden hacer que haga. Por ser ésta mi voluntad, la firmo en Buenos Aires, a 10 de julio de 1804”.

El trámite fue saldado el 20 de julio de 1804, al dar el virrey Sobremonte su permiso para la boda contra la voluntad de los padres.

Esta inusual experiencia le servirá para comprender cómo funciona el régimen colonial y hacer de sus propias experiencias un ejemplo que trascienda el ámbito de los códigos familiares para servir como un sendero de cambio hacia formas de vida más liberales.

En tan sólo diez días, el 20 de julio de ese año, Sobremonte concedió a los novios el primer permiso de este tipo en el Plata y por el cual contrajeron nupcias el 29 de ese mes en la iglesia de la Merced en una ceremonia oficiada por fray Cayetano Rodríguez, futuro protagonista de la política porteña, autor de una propuesta de himno que no llegó a prosperar, y redactor de la declaración de la independencia de las Provincias Unidas.

Muchos historiadores todavía no dan respuesta certera del porqué de su exilio. Desde allí, y como testigo de la invasión que llevaría adelante el general Juan Lavalle hacia Buenos Aires, Mariquita Sánchez escribió un diario dirigido al autor de El matadero, con lo que ella consideraba lo más relevante de los acontecimientos, y distintas reflexiones sobre la revolución y la ilusión de un mundo mejor.

Biografía:

En la casa de la calle de Unquera nace María Josepha Petrona de Todos los Santos Sánchez de Velasco y Trillo, más conocida en nuestra historia como Mariquita Sánchez de Thompson, hija única del granadino Cecilio Sánchez de Velasco y Otorgués, llegado a estas costas en 1771, y de la porteña Magdalena Trillo Cárdenas Rendón y Lariz, viuda en primeras nupcias de Manuel del Arco Soldevilla, un riquísimo comerciante de Buenos Aires cuya fortuna heredará la niña que acaba de nacer.

A los 14 años la historia conocería como Mariquita, se había negado a casarse con Diego del Arco, un distinguido caballero español mucho mayor que ella, riquísimo comerciante criollo, el hombre que su padre designó para ella. Estaba todo listo para la ceremonia: todo menos la novia. Ni los gritos, ni las amenazas consiguieron que la chica dijera el «sí» y el novio tuvo que salir de la casa tan soltero como había entrado. Poco después Mariquita también salió como había entrado del convento donde había sido internada en castigo. Salió resuelta a no dar el brazo a torcer y a casarse con su amor, su primo segundo, Martín Jacobo Thompson. Probablemente, Mariquita Sánchez, que sería de Thompson, no sabía que esta escena en la que se fundaba a sí misma como mujer no sólo afirmaba sus derechos en la vida privada sino que daba un paso precursor para la lucha pública.


Mariquita Sánchez de Thompson tuvo una participación directa en la revolución, ya que en su casa se realizaron tertulias, que eran como reuniones en las que se ponía en discusión temas importantes. Era una mujer imponente e inteligente. Su padre se había opuesto a su boda con Thompson, pero ella hizo caso omiso a ese hecho y no escuchó a su padre e inclusive levantó su propio negocio, en el cual tuvo mucho éxito.
Nos conviene partir de esta escena para hablar de las mujeres de Mayo en general, y de Mariquita en particular, es porque para una mujer revolucionaria suponía como tarea reclamar los derechos morales de la sociedad.
En ese entonces las mujeres no sabían cómo actuar, como tener derecho a ser una ciudadana, como tener el derecho a ser sólo un individuo.
La acción legal que Mariquita Sánchez y Martín Thompson emprendieron en 1804 para poder casarse tuvo gran repercusión en la sociedad del género femenino porteño: era parte de los efectos de las nuevas ideas en las mentes jóvenes. Por eso, cuando el virrey Sobremonte le dio permiso a los enamorados, ellos se convirtieron en marido y mujer luego de 4 años de lucha, muchos sintieron que el triunfo no era sólo personal.
Cumplió un papel fundamental en la tormentosa historia argentina. Sus cartas, diarios y demás escritos no sólo son hoy magníficos y lúcidos testimonios, sino que funcionaron como una importante información para nuevas generaciones.

Los Thompson integraron el grupo liderado por Nicolás Rodríguez Peña y Juan José Castelli, y Martín, como miembro del cabildo abierto apoyó a la junta de Mayo que por medio de un decreto del 30 de junio de 1810, redactado de puño y letra por el secretario de Gobierno y Guerra de la Junta, Mariano Moreno, nombraba al coronel Martín Thompson al frente de la Capitanía de Puertos de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

EL SALÓN DE LA FAMA

Liberada de la autoridad familiar y con sólidos antecedentes patrióticos, la historia de Mariquita estuvo enhebrada indisolublemente a la porteña; desde las invasiones inglesas hasta la presidencia de Sarmiento tuvo en sus salones, cartas y confidencias. El salón del matrimonio era uno de los más notables y donde primero se podía acceder a las novedades del viejo continente en materia de literatura, porcelana o moda, pero, también, comenzaban a reverberar palabras como república, libertad, Napoleón, junta..…  Figura principal en sus tertulias, la anfitriona incide de modo discreto pero decisivo en las conjuras y redes de la política porteña. Una intervención privada que impactará en las decisiones públicas si tenemos en cuenta que entre los contertulios se contaban nombres como Juan Martín de Pueyrredón, Nicolás Rodríguez Peña, Bernardo de Monteagudo, y Carlos María de Alvear, especialistas en tejer alianzas, conformar conciliábulos y parir asociaciones públicas, como la Sociedad Patriótica o secretas, como la Logia Lautaro.

Su esposo será partidario de Moreno e integrará la logia junto a José de San Martín y Carlos de Alvear. Mientras tanto, Marica hace política entre las damas mientras preparan las cucardas que lucirán los ejércitos de José Gervasio de Artigas en la Banda Oriental y de Manuel Belgrano, en el Alto Perú.

Independentista plena, en 1812 promovió una suscripción impulsada por el Triunvirato para pagar armas compradas en Estados Unidos, para lo cual reunió a un grupo de damas relacionadas con la Sociedad Patriótica dirigida por Monteagudo con quienes publicaron el La Gazeta,un llamamiento en el que manifestaban que las mujeres, “destinadas por la naturaleza y por las leyes a vivir una vida retraída y sedentaria, no pueden desplegar su patriotismo con el esplendor de los héroes de los campos de batalla… 

Puso su piano al servicio de Vicente López y Planes para tocar por primera vez el Himno Nacional Argentino. La imagen es canónica. Blas Parera al piano, a su lado a Mariquita en el arpa y, de pie, cantando, la núbil Remedios de Escalada que no deja de mirar a un maduro coronel llegado de España llamado José de San Martín quien la observa desde el extremo opuesto del salón. Vicente López yPlanes, Bernardo de Monteagudo, Esteban de Luca, Cayetano Rodríguez, José María de Alvear, Juan Martín de Pueyrredón, entre otros.

Muere el 23 de ese mes de 1868, a los 81, el mismo día que se fue su Martín. 

Referencias:

https://www.cultura.gob.ar/mariquita-sanchez-de-thompson-patriota-y-feminista_6763/

http://www.inforegion.com.ar/2020/11/01/mariquita-sanchez-de-nadie/

https://www.cultura.gob.ar/mariquita-sanchez-de-thompson-patriota-y-feminista_6763/

Código de vinculación:

Dirección y responsable del proyecto: Silvia Barrios

Página web Proyecto/archivo “Altar Mujeres SXXI #vidasenlucha”

Plataformas del proyecto: https://linktr.ee/AltarMujeresS.XXI

Para sumarte a la propuesta: silviabarriosarte@yahoo.com.ar

Convoca:  MediaLab Artes del Fuego” 

Proyecto: “Altar Mujeres SXXI #vidasenlucha”es un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s