Ana Mendieta

“Si no hubiera sido artista, hubiera sido delincuente”

Artista plástica cubano / estadounidense

Nacida en el 48 y fallecida en el 85

Ana mendieta fue exiliada (politica) de Cuba a sus 12 años  junto a su hermana en la Operación Peter Pan, quedando bajo la tutela de la iglesia en diferentes orfanatos de EE UU. cumplió sus 13 años en el Orfanato de Dubuque  (Iowa), una ciudad de tradición conservadora y fuerte discriminación.

Estudió en la universidad de Iowa EEUU en la carrera de bellas artes con una especialización en performance y videoarte.

Incursionó en el Land art,  en el body art,  en la performance y en lo que ella dió a llamar earth body works, además de otras formas de arte no convencionales…

La performance ya todos más o menos la conocemos… se trata de: una acción artística o muestra escénica, muchas veces con un importante factor de improvisación.

0024.jpg

El Land Art, Earth art es una corriente donde el paisaje y la obra de arte están                estrechamente enlazados. Utiliza a la naturaleza como material o soporte a intervenir.

Body art puede traducirse como “arte en el cuerpo” o “arte corporal”. Se trata de una disciplina artística que toma al cuerpo del ser humano como soporte para la creación de obras o como vehículo de expresión.

Y lo que ella denomina Body heart que sería una mezcla de arte del cuerpo y la tierra.

Con el Arte encontró una forma de terapia que le permitió ser “libre de nuevo para experimentar su identidad, su corazón y su alma” .

Ella expresó: Mi arte se basa en la creencia de una energía universal que corre a través de todas las cosas: del insecto al hombre, del hombre al espectro, del espectro a las plantas, de las plantas a la galaxia. 

Su obra siempre fue crítica de la sociedad, apuntando a defender las diferencias, los derechos de la mujer, y la naturaleza, con una fuerte impronta acerca de los orígenes, el cuerpo, la identidad, y la sexualidad femenina.

Sin dudas su condición de exiliada política y su orfandad transitoria fueron influyentes en su búsqueda artística.

Su producción fue principalmente efímera, de muchas de sus obras sólo quedan testimonios en forma de fotografías y video.

La intensa carrera artística de Ana Mendieta finaliza a sus 36 años de edad tras caer desde la ventana de su departamento, hecho que muchos atribuyeron a su marido, Carl André. Un final trágico y paradójico para una persona que dedicó su vida a una constante lucha por la igualdad y la protección de la mujer, empleando su cuerpo y su pasión para mostrar el desgarramiento interior fruto de las amargas experiencias que vivió desde niña. 

Contexto histórico social de las obras de Ana Mendieta (Olivia y Sabrina)

Las expresiones artísticas de Ana Mendieta (1948-1985) se desarrollarán durante dos sucesos históricos de repercusión a nivel mundial: la Guerra Fría, en su última etapa (1947-1989/1991) y la Revolución Cubana (1-1-1959), ante estos episodios EEUU y Cuba se encontraban en constantes tensiones políticas. 

La Guerra Fría tuvo lugar después de la Segunda Guerra Mundial. Fue un periodo (1947-1989/1991) de tensiones entre los EEUU y la Unión Soviética, no alcanzando a generar un nuevo conflicto bélico. Uno de los momentos más críticos fue cuando la Unión Soviética envía hacia la isla de Cuba misiles con capacidad de transportar cargas nucleares (1962). Enterado de esta situación, Estado Unidos le exige su retiro de dichos misiles bajo la amenaza de invadir Cuba. Finalmente la Unión Soviética retira el armamento.

Desde su independencia en 1898, Cuba había sido un protectorado de Estados Unidos, gobernados por regímenes dictatoriales y la economía manejada por los intereses azucareros de estados unidos. El 45% del territorio cubano había sido apropiado por empresas norteamericanas.

La Revolución Cubana se produce el 1/1/1951 cuando un grupo de jóvenes activistas de izquierda de la clase media y trabajadora, liderados de Fidel Castro, se forma contra el gobierno dictatorial de Fulgencio Batista y lograron derrocarlo.

En 1960 el nuevo régimen comunista expropió las compañías estadounidenses y el presidente de EEUU respondió con un embargo comercial.

1 Planiferio.jpg

Ana Mendieta procede de una familia de la oligarquía cubana, es descendiente del General Oscar María de Rojas Cruzat, quien luchó en la Guerra de Independencia cubana (1895-98). En 1961 fue desprendía brutalmente de su país de origen junto a su hermana Raquel, por parte de lo que se llamó Operación Peter Pan: como forma de oponerse a la medidas tomadas en el ámbito religioso por el gobierno de Fidel Castro, un grupo formado por EEUU, miembros de la Iglesia Católica y Cubanos exiliados, sacaron de Cuba entre 14.000 y 25.000 niños, los que fueron enviados a Estados Unidos, sin sus padres ni parientes, bajo la tutela de diversas organizaciones religiosas, en gran parte organizaciones caritativas católicas.

Ana y Raquel, fueron enviadas con una familia en Iowa, un estado localizado en la región centro oeste de los EEUU, en la cual el que el 94% de la sociedad es de raza blanca, con marcado en esa época por el sexismo, el racismo y la estereotipación de quienes eran diferentes.  El racismo se encontraba institucionalizado en Norteamérica y con mayor énfasis en la sociedad de Iowa. 

3 De La Habana a Iowa.png

Además de sufrir un desarraigo, tuvo que hacerle frente a las discriminaciones de la sociedad en la que se crió. Su latinidad la conceptualizó de “diferente”, “mujer de color” y con connotaciones sexuales negativas. 

Siguiendo a Appadurai, Ana Mendieta vive en dos planos de flujos culturales diferentes, cada unos con sus propios paisajes étnicos, ideológicos, mediáticos, tecnológicos, financieros: Cuba: un territorio insular, su población predominantemente mestiza, su organización político social que varió en dictadura y posteriormente una República, con un sistema económico Comunista, con posterioridad a la revolución cubana; EEUU: un país continental, mayormente de raza blanca, organizado como República Federal y con un sistema económico Capitalista. Este flujo cultural que vivió Ana Mendieta, marcó su vida con un surco profundo,  y eso es lo que ella va a expresar en sus obras. 

4 Postal Iowa 1960.jpg

Postal Iowa (1960)

El tema del desarraigo, también lo podemos relacionar con el texto de Appadurai donde explica que una sociedad nunca es homogénea, sino que siempre es heterogénea debido a los inmigrantes lo cual genera cambios en la relación que se establece entre los 5 planos o las dimensiones de flujos culturales cambiando así los mundos imaginados. En la década de los ‘70 y ‘80 surge un movimiento de las mujeres Latinoamericanas, en reclamo del reconocimientos de sus derechos. En cuanto a los movimientos artísticos, en 1950 comienzan el periodo final del modernismo. El arte es atravesado por las representaciones de las masas (mujeres, homosexuales, negros) y abordan temáticas hasta entonces excluidas. Surge el arte experimental (Performance, Body Art, Earth Art, Land Art) utilizando múltiples medios tecnológicos (filmaciones, fotografías). Es conocida sobre todo por sus “siluetas”, una serie de obras en las que fusionó su cuerpo con la naturaleza.

Como dice Arjun Appadurai ”todas las grandes fuerzas sociales tiene sus precursores, procedentes análogos y raíces en el pasado.

Donde para Ana Mendieta, no existe un pasado original que se deba redimir: existe el vacío, la orfandad, la tierra sin bautizo de los inicios, el tiempo que nos observe desde el interior de la tierra. Existe por encima de todo la búsqueda del origen. 

Su relación en el origen es una relación de ideales, dividida entre añoranza de lo que le ha sido robada y la posibilidad de transformarlo. De ahí surge su relación, mujer, con la naturaleza, expresada de múltiples formas en la que  percibe una memoria de lugares, situaciones, imposibles de retomar.

La gran mayoría de sus trabajos se apoyan en la descontextualización de esa memoria, retoma rituales, cultos, de un pasado/presente para lanzarlo como herramienta inquietante.

Donde todas sus obras atraviesan las barreras y las fronteras, en búsquedas continuas de su identidad, de su existencia.

Imagen de yagul 1973.jpg

  Imagen de Yagul, 1973. Valle central de  Oaxaca. México.

 Imagen de Yagul, 1973 (Lucre)

Esta obra la realiza en una tumba azteca abierta en la antigua ciudad de Yagul, en México. Podemos ver el cuerpo desnudo de Mendieta que se encuentra entre rocas que la rodean y envuelven mimetizándose con la tierra. Su cuerpo está cubierto de flores blancas y hojas verdes, cuya densidad aumenta alrededor de su pecho y cara, lo que hace difícil discernir sus rasgos faciales entre el grupo de flores, dejando al espectador sólo los contornos exteriores de su cuerpo, brazos y piernas que permiten reconocerlo. Esta imagen, Imagen de Yagul, es la primera de una serie de retratos de siluetas en los que Mendieta traza el contorno de su cuerpo en diferentes lugares entre México e Iowa. 

El cuerpo femenino está representado al mismo tiempo con la naturaleza, como creador y creado. De su cuerpo que brotan flores y florecen, que podría interpretarse como un signo de fertilidad: florece la vida. 

Alma. Silueta en fuego. Performance. 1975 (Fany)

· Fue realizada cuando aún era estudiante (en 1978 se mudaría a New York)

· Se trata de una silueta realizada en cartón corrugado, envuelta en telas blancas, que luego serían consumida por el fuego.

· La silueta se ubicó en un hueco que podemos vislumbrar cuando se va consumiendo el fuego.

· La performance fue registrada en video, con una cámara que podía grabar hasta tres min y medio y con una extensa serie de fotografías.

Podemos asociar el  fuego como elemento de transformación y purificación, elemento que además puede tener reminiscencias de tradiciones mexicanas, por ej. La quema de figuras de papel maché que se realiza el día de los muertos.

alma_silueta_en_fuego.png

 Alma. Silueta en fuego, 1975. Iowa. EE UU.

Relación de la problemática abordada (exilio) con su obra (Lucre y Fany)

Como podemos ver, sus obras tratan temas centrales en la agenda académica actual, cuestiones de identidad, raza, desarraigo o exilio.

Elegimos trabajar sobre tres obras pertenecientes a la serie “Siluetas” porque nos parece que reflejan esta temática más claramente que otras de sus obras.

La narrativa de esta serie es de un sentido metafórico disponiendo de materiales naturales: fuego, agua, flores, barro (de carácter inconstantes) mediante los cuales experimenta un diálogo entre su cuerpo y la tierra. Realiza un pasaje de la experiencia (poner su cuerpo) a la representación, que vemos claramente comparando por ej. en Imagen de Yagul con Alma, en dónde ella toma distancia y trabaja con la silueta que se quemará.

Ana Mendieta, representada como artista cubano-americana, pasó su infancia en Cuba y fue exiliada a Estados Unidos. Ella habla de su experiencia y sentimientos de desplazamiento y el impulso de conectarse a la tierra: He estado llevando a cabo un diálogo entre el paisaje y el cuerpo femenino (basado en mi propia silueta). Creo que esto ha sido un resultado directo de haber sido arrancado de mi patria durante mi adolescencia. Estoy abrumada por el sentimiento de haber sido arrojada desde el vientre. Mi arte es la manera en que restablezco los lazos que me unen al universo. Es un retorno a la fuente materna. 

Al no identificarse con una nación, Mendieta establece conexión con la tierra, conectandose con sus raíces a través del cuerpo en contacto con la tierra. La fuerza en sus obras radica en su poder de relacionarse y su capacidad de interactuar con el espectador. Que el espectador no pueda distinguir su rostro permite que uno se sitúe automáticamente en su posición.

Ana floreciendo recoge en su estructura, las creencias de los antiguos mexicanos para quienes nos dice Octavio Paz: “la oposición entre muerte y vida no era tan absoluta como para nosotros. La vida se prolonga en la muerte. Y a la inversa. La muerte no era el fin natural de la vida, sino fase de un ciclo infinito.” Ana delinea aquí, el desarrollo de una propuesta marcada vivamente por la revalorización de lo primigenio y lo ancestral. Mendieta dialoga con la naturaleza, entra en comunión con esta, se acerca cada vez más a las raíces del mundo.

En  sus “Siluetas” domina lo íntimo, lo precario, lo efímero y sólo quedarán sus huellas (fotografías y videos).

0002.jpg

Conclusión  (Soledad y Miriam)

Quién soy yo?  Ésta? Aquella? Soy de acá? Soy de allá?

Soy latina? Cubana? Norteamericana? Todas?

Soy una mezcla? Soy mujer? Soy persona? Soy naturaleza?

Soy humano… 

Cuales son los límites, cuales son las fronteras, donde se producen las divisiones establecidas..

Una de las cuestiones que más llaman la atención a la hora de analizar la obra y la vida de Ana Mendieta es el marcado conflicto identitario de la autora que se expresa en su obra. Debido a sus experiencias, Mendieta vivía una identidad muy particular que se revela en su arte, una identidad fragmentada, heterogénea, propia de alguien que no pertenece a ningún lugar. Como exiliada, Mendieta poseía una identidad fronteriza. Su arte se presenta como un instrumento de negociación entre una cultura perdida, ausente-presente cubana-caribeña y otra cultura implantada-adoptada desde su residencia en los EEUU. Esta identidad fragmentada es un punto clave para entender la obra de Mendieta. 

La obra de Ana Mendieta sirve para entender un poco más la vida de miles de personas que han formado y todavía forman la diáspora cubana. Esta mujer de personalidad luchadora que se resistió a aculturarse en los EEUU, que estaba en pleno auge vital y de producción artística en el momento de su muerte, ha tenido una actitud de puente más que de rechazo, entre el mundo y cuba. Mendieta representa una manera constructiva de encarar el desarraigo y la ausencia de algo que yanto significo en su vida, la cultura cubana. Fue bastante critica del abuso cultural de los EEUU por su imperialismo, llegando incluso a exponer que “los EEUU, el mayor poder imperialista, ricos en medios materiales y tecnológicos mantiene algunas de las formas más vergonzosas, dolorosas e inhumanas de discriminaciones raciales, económicas y sociales entre sus propias gentes. Él desbordamiento de sus fronteras, las agresiones y las ocupaciones militares  y la política colonial y neocolonial del imperialismo de los eeuu ha desnaturalizado y quebrantado la tradición artística y cultural de otros pueblos al igual que dentro de los mismos EEUU”. En una charla titulada “Arte y Política” el 18 de febrero de 1982 en el New Museum of Contemporany Art de EEUU

Mendieta no solo fue una artista con una identidad fronteriza, fue mujer y tanto con su cuerpo, como con la silueta del mismo, represento un deseo de comunión con el universo, una necesidad de entrar de nuevo a formar parte de la tierra, que para ella significa lo esencial, lo que nos da la vida y a donde regresamos al morir. La vitalidad de Mendieta y su deseo de comunicar son dos de las características de esta autora.la obra de Mendieta es un grito corporal, emitido desde cada punto posible y vivido con plena intensidad. Con esta vitalidad y energía se despidió Ana Mendieta de la vida un día al caer de la habitación de su apartamento después de una discusión con su marido. Sobre todo nos queda esa voz de mujer, esa marca indeleble, ese sello presente en toda la obra de Mendieta que nos recuerda lo cerca que estamos en la vida de la muerte y viceversa. 

Referencias

AVENDAÑO SANTANA, Lynda E. Ana Mendieta. Trazas de cuerpo-huellas que obliteran imporntas. https://artglobalizationinterculturality.com/wp-content/uploads/2012/11/Lynda-Avendanio_Ana-Mendieta.pdf (Consultado el 15-08-17)

BREVAL, José Manuel. La Guerra fría, causas y consecuencias. http://historiageneral.com/2009/01/09/la-guerra-fria-causas-y-consecuencias/ (Consultado el 15-08-17)

GIUNTA, Andrea. Escribir las imágenes. Ensayos sobre Arte Argentino y Latinoamericano. Editorial Siglo veintiuno editores. 2. Huellas, surcos y figuras de barro. Las siluetas de Ana Mendieta. Pag. 31-55.

eriódico PENSA LIBRE

http://www.prensalibre.com/hemeroteca/asalto-al-cuartel-moncada-por-fidel-castro-revolucion-de-cuba (Consultado el 15-08-17)

http://www.reactfeminism.org/

Código de vinculación

Dirección y responsable del proyecto: Silvia Barrios

Colaboración producción de imagen e investigación: Mónica Patricia Dominguez

Página web Proyecto/archivo“Altar Mujeres SXXI #vidasenlucha”

Pagina del archivo Facebook
https://www.facebook.com/altarmujeressxxi/?modal=admin_todo_tour

Convoca:  MediaLab Artes del Fuego”MediaLab Artes del Fuego”.

Proyecto: “Altar Mujeres SXXI #vidasenlucha”es un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s