Voria Stefanovsky

«Las mujeres gitanas somos tres veces silenciadas»

VORIA STEFANOVSKY
Voria Stefanovsky es una escritora y activista romani (gitana) que lucha por los derechos del
pueblo rom (gitano). Referente del feminismo romaní, lleva adelante, junto con otras mujeres de su
pueblo, la lucha por una nueva forma de representatividad de la mujer gitana.
Es poeta e investigadora y Dra. en letras- literatura. Fue considerada la primera mujer gitana que
logró obtener un título de doctorado en América Latina. Se graduó también en periodismo y Artes.
Su tesis doctoral sobre literatura romaní obtuvo el premio de mejor tesis en literatura de la
Universidad de Brasilia en 2016. En ella aborda el Holocausto gitano (Entre los Romas llamado
Samudaripen, Porraimos u Holokausto), el tema de la identidad y las cuestiones de género.
En la actualidad dirige el Observatorio de Mujeres Gitanas y lidera, junto al escritor y editor
argentino y gitano Jorge Emilio Nedich, el Observatorio gitano, dos organismos desde los que lleva
adelante una activa lucha contra los estereotipos y prejuicios que pesan sobre la comunidad
gitana.
Los ancestros de Voria provienen de Rusia: su familia pertenece al grupo sinti que es originario de
la zona fronteriza entre Alemania e Italia y es uno de los que más sufrieron en el Samudaripen. Su
historia familiar está atravesada por vivencias en los campos de concentración, verdaderos
traumas inscriptos en una memoria genética que atraviesa las generaciones.

En su familia se hablaban varios idiomas porque tenían un circo, y, si bien no pudieron acceder a
una educación formal, su cultura se transmitía desde la oralidad, aunque algunos hombres
supieran escribir un poco porque necesitaban hacer cuentas y llevar un algún registro de las
actividades del circo. Las mujeres eran analfabetas.
“La rehúsa a la escolarización entre los gitanos viene de lejos, ha sido reflejo de una historia en
la que fueron reiteradamente perseguidos. Sufrieron intentos de aculturación, asimilación forzada y
genocidio. Vieron como leyes y decretos vaticinaban una idea de desviante para todo el Pueblo
Gitano y como todo lo escrito, como la literatura, perpetuaba una imagen negativa, dañina e irreal
de la colectividad. Aún hoy existe el miedo, porque la escuela todavía no incorporó la historia, la
cultura y a los gitanos como integrantes nacionales. Aparte saben que sus hijos sufrirán prejuicios
y estarán más vulnerables a ellos lejos de los padres. Necesitan educación formal pero la escuela
y la sociedad necesita reconocer y respetar a los gitanos”i.
En el circo, la pequeña Voria era payasa, malabarista y danzarina. Hacía las cosas más
graciosas, las que puede hacer toda niña… Pero esa infancia se vería alterada por un acto racista
terriblemente traumático: Voria es apartada de su familia por la Policía creyendo que había sido
“robada” por los gitanos ya que era rubia y por eso de que “los gitanos roban niños”… Este hecho,
que refleja los estereotipos anti-gitanos de la sociedad y el poder, la marca doblemente. Es
encerrada en un orfanato donde, si bien es llevada por, supuestamente, creerla una niña no gitana,
sufre la discriminación y el odio de adultos y aun de sus pares por ser gitana. Pero también seria
allí donde, gracias a la dedicación de una educadora, tiene acceso a una primera y decisiva
instancia de alfabetización y entra en contacto con la literatura y como ésta describía y presentaba
a su pueblo. Es en este tiempo en el que nace su vocación por ser escritora y luchar para que
ninguna niña ni mujer sufra lo que a ella le tocó vivir. Y fue así que sus padres, en parte por temor
a volver perder a la jóven y rebelde Voria, la dejan estudiar. Voria sería la única de su familia en
poder hacerlo. En ese proceso sufre otra herida en su identidad y para poder salir del orfanato
recibe otro nombre, no gitano: Paula, aparte de otros apellidos. En la actualidad convive con
ambos nombres.

Desde la dirección del Observatorio Gitano, que lleva junto a su esposo el escritor gitano Jorge
Emillio Nedich, encabeza junto a personas gitanas y no gitanas la lucha por los derechos del
pueblo y en especial por la educación de niños y niñas. Desde este espacio desarrolla un vigoroso
activismo para desarticular los prejuicios, estigmas y estereotipos que pesan sobre las personas de
su pueblo y lucha para que se cumplan las condiciones de interculturalidad que garanticen el
cumplimiento de los derechos humanos respecto a su etnia.
Desde el Observatorio de Mujeres Gitanas trabaja incansablemente junto a otras mujeres, para la
consolidación de una nueva representatividad de las mujeres gitanas, en el marco de ser partes de
una etnia históricamente subalternizada, perseguida y violentada por el racismo y las diferentes
formas del odio hacia el ser humano y hacia el pueblo gitano en particular, presentes en la
sociedad contemporánea.
Su lucha se centra en la des-mitificación de estereotipos y busca terminar con la cosificación que
han sufrido históricamente los gitanos en las representaciones construidas por la literatura o los
medios de comunicación que han hipervisiblizado construcciones estereotipadas gestadas desde
la otredad. Como producto de ella
“Las mujeres gitanas hemos estado presentes desde hace siglos en la música, en el cine, en la
moda o en el sincretismo religioso pero no son las gitanas reales sino creaciones que a veces se
apoderan de nosotras mismas a través de la introyección de los estereotipos – profecías auto
cumplidas – que limitan la realización de nuestros deseos” ii
La lucha implica la deconstrucción de estas representaciones limitantes tanto en el interior de la
comunidad como en la sociedad en general para poder cumplir sus deseos de realización sin
perder el orgullo y la identidad que significa ser mujeres gitanas, mujeres pertenecientes a una
etnia única y que buscan cumplir sus sueños sin perder su identidad, su gitaneidad, su
pertenencia.
“Las mujeres, en general, sufrimos una discriminación por género, pero la mujer gitana está
discriminada también por cultura y por etnia. La cultura gitana es muy patriarcal y muy machista.
Como tantísimas otras. Pero en la sociedad mayoritaria suele haber discusiones críticas y
campañas en contra ese aspecto, pero dentro de la comunidad gitana no lo hay, hay un machismo
asumido y llegan a pensar que está bien que sea así. Es algo que es parte de la cultura, es algo
que se espera que sea así, está naturalizado. Dado que se considera algo natural, muchas
mujeres piensan que no tienen por qué criticarlo o siquiera hombres y mujeres se dan cuenta de lo
que hay de machismo por detrás de algunas atribuciones de género. Por eso digo que las mujeres
gitanas están más silenciadas. Por otro lado, está la subalternización por etnia, la discriminación
por el prejuicio del otro. Por eso, estamos tres veces silenciadas. Antes de vernos como una mujer,
nos ven como gitanas Se piensa que estamos en el mundo para adivinar la suerte, para vender
cositas en la calle, pero la mujer gitana tiene mucho más para hacer y para decir.” iii

Poesías de Voria Stefanovsky


4. Odisea diaria


(A Rosa Teodorovich, in memorian, gitana valiente, luchadora, sabia sin necesitar de ningún
libro)

I
In extremis
Ya en casa.
Llego, puedo respirar.
Soy interrumpida por los reclamos de mi marido
-¡Cómo! ¡No trajiste nada!
Escucho, pienso,
el domingo paseo sin mis polleras…


II
Salgo a pasear…
Vestida con mi pollera, salgo.
El pañuelo reluce al sol.
Miradas torcidas, rostros pálidos.
Tienda cerrada, no puedo entrar.
Paseo…
El señor de uniforme limpio
mira, sigue, no disfraza.
Su mirada traspasa
el largo de mi vestido.
Sus pies tocan mis huellas,
limitan mi caminar.
Incómoda,
Siento.
No hay café, se terminó el té, agua no hay, mate tampoco.
Indagaciones, juicios, debo levantarme antes de…
Algo tengo, como.
Nada qué hacer, vendo.
Pasadas rápidas, huyen!
Manos se aferran a hijos.
Carteras se aprietan en contra los pechos,
acelerados, rehúsan, niegan, no lo ven.

III
Volviendo a casa…
Miradas másculas, lascivas,
Cuánto gitana, dicen.
Está tu marido, preguntan.
Huyo apresurada …
Vuelvo.
Sin compras, sin regalos, sin descanso, sin diversión.
Hago seña.
El colectivo no para.
El taxi casi paró, al no verme en la lluvia.
¡Mala suerte!
¡Una gitana! ¡Seguro que ha sido ella! Escucho los gritos.
Corro.
5. Acróstico no olvidado
(A mi abuelo, sobreviviente del Samudaripen1 – Holocausto Romani.)
Sólo por la noches, la luna.
Amplio se hacía el tatuaje en su brazo.
Mudo, erecto, el bisabuelo caminaba, enfurecido.
Un sonido posible solamente, el violín, extenuado.
Desde la cuerda de oro a la locura de sus ojos.
Andaba entre memorias, siempre en círculo.
Reía alto ¡A las carcajadas! Se tiraba al suelo, al lado del violín.
Imaginándose en el ritual diario, quizás, ser el héroe, siéndolo sin saberlo.
Ponía fin, así, en las culpas sin fin.
Ensangrentando de a poco, la Z ennegrecida.
Nunca dijo porque se reía, lo sabía yo, desde la memoria de los otros.


1 Del romani: agran matanza.


i VORIA STEFANOVKY en entrevista con Natalia Bitenc
ii Voria Stefanovsky en “Tradiciones, Mitos y verdades del pueblo gitano romaní”
https://www.youtube.com/watch?v=4-_3gG9ub_o
iii Voria Stefanovsky en “Las mujeres gitanas somos tres veces silenciadas”
https://www.tiempoar.com.ar/nota/las-mujeres-gitanas-somos-tres-veces-silenciadas

Referencia:https://www.tiempoar.com.ar/nota/las-mujeres-gitanas-somos-tres-veces-silenciadas

Dirección y responsable del proyecto: Silvia Barrios

Colaboración producción de imagen e investigación: Natalia Bitenc

Enlace virtual:

“Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”  es  un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas.

Página web Proyecto/archivo “Altar Mujeres SXXI” : “Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”

Pagina del archivo Face https://www.facebook.com/altarmujeressxxi/?modal=admin_todo_tour

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s