Rosa Clotilde Sabattini

“Si la mujer ha de reclamar para sí la igualdad civil, social, política,económica y moral, no se concibe que reciba una educación diferente a la de su igual. Hay en todo esto una terrible confusión dado que no se distingue entre igualdad o identidad. La igualdad, por el contrario facilitará a la mujer el desarrollo de su personalidad”

Nace en Rosario el 29 de Octubre de 1918. Fue política, profesora e historiadora argentina. Fue la  hija del gobernador de la Provincia de Córdoba don Amadeo Sabatini y ex esposa y víctima del millonario  terrateniente argentino Raúl Barón Biza. Pone fin a su vida cuando a los 59 años en Buenos Aires un 25 de  octubre de 1978.  

Desde muy joven demostró inteligencia y pasión pero vivió debió lidiar con dos hombres de personalidad muy  fuertes como la de su padre y la de su ex marido con quien vivió una relación violenta. “Cotita”, como era  conocida por los más cercanos se construyó a sí misma en medio de una sociedad muy conservadora y  patriarcal como la de ese entonces. Dotada de una belleza juvenil de tan solo 16 años se enamora de un  amigo de su padre Raúl Barón Biza que le llevaba 20 años, esta relación no fue aceptada por su progenitor  quien hecho al Barón de su casa prohibiendo acercarse a su hija. Pero Clotilde huye con su enamorado hacia  Uruguay en donde se contraen matrimonio, en ese entonces Amadeo Sabatini había sido electo Gobernador  de la Provincia de Córdoba ese romance inauguró una fisura interna que nunca encontraría reparación. 

A los treinta dos años y siendo madre de tres hijos, se había convertido en Maestra Normal Nacional de la  Escuela Alejandro Carbó y profesora de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de  Buenos Aires lo que le valió una beca de perfeccionamiento en Suiza profundizando sus conocimientos de  pedagogía y métodos educativos europeos. 

Clotilde se convirtió en la principal antagonista de Eva Duarte de quien era unos pocos meses mayor: a los  veintiocho años escribía en «La Semana Radical» un artículo titulado “La mujer en la vida política argentina”  donde manifestaba “la Carta Orgánica (de la UCR), que ha de ser modificada dentro de un breve plazo, tendrá  que contemplar el problema femenino; ya debió ser resuelto este aspecto en anteriores convenciones en las  que fueron presentados sucesivamente numerosos proyectos para equiparar, dentro del partido, los derechos  de la mujer y el hombre radical…Ahora tenemos esperanzas en los hombres jóvenes, capaces y activos que  han asumido la completa reestructuración necesaria para retomar la corriente que hace un tiempo abandonara  la Unión Cívica Radical. Sabemos que ellos no han de interponer argumentos como el del Estatuto de los  Partidos Políticos, donde supuestamente no se reconocen los derechos femeninos. Entiendo que al hablar de  afiliados, al decir ciudadanos estará nombrando en una acepción amplia y general del término, tanto a  hombres como a mujeres. La mujer va a entrar de lleno a la vida política, es posible que muchas se afilien a  partidos. Al entrar a formar en las filas de ellos, debemos hacerlo conscientemente, por eso la UCR ha de  ofrecer su programa depurado, renovado e inspirado en sus elevados ideales. Así la mujer argentina podrá  decidir su ingreso a esta gran fuerza política del país». (23/09/1946) 

Consideraba que era necesaria la capacitación de la mujer para participar en política, así lo manifestó en el  mismo espacio grafico partidario: “En estas circunstancias, se impone con urgencia la necesidad de  capacitarla (a la mujer), de dar algunos toques que le permitan entrar a la política de modo que este acontecimiento deje sentir sus bondades en todas las manifestaciones de vida en el país. Corresponde a los  partidos políticos cumplir esa misión, que no es posible ya dejar de tener en cuenta”. Sus palabras coincidieron  con sus actos y en 1946 participó de la organización del Comité Universitario Femenino Radical, en el que  dictaría numerosas charlas y conferencias de formación. Un año más tarde se aprobó en Argentina la ley que  le daba a la mujer derechos políticos, es la 13010, lo que trajo el empadronamiento de las mujeres al partido  y a tal efecto se nombró una Comisión Especial de Empadronamiento y Afiliación Femenina de la cual Clotilde  formo parte. Su defensa hacia el radicalismo le trajo aparejado persecuciones, exiliarse en Suiza, estuvo presa en la Cárcel de Mujeres Asilo San Miguel y en 1951 nuevamente se exilia en Montevideo. 

Paradójicamente obtuvo reconocimiento público y algunos la apodaban “La Barón Biza”. 

En 1949 Clotilde preside el “Primer Congreso Nacional Femenino” representando a Córdoba y fiel al reclamo  que venía realizando cuando manifestaba “Si la mujer ha de reclamar para sí la igualdad civil, social, política,  económica y moral, no se concibe que reciba una educación diferente a la de su igual. Hay en todo esto una  terrible confusión dado que no se distingue entre igualdad o identidad. La igualdad, por el contrario facilitará  a la mujer el desarrollo de su personalidad”, se logra poner en agenda: tiempo, forma y requisitos para  afiliación interna, derechos de antigüedad para las afiliadas y representación de los cuerpos directivos del  partido. Se la considera como la ideóloga del feminismo desde la Unión Cívica Radical con una ferviente  defensa de los derechos de la mujer en el interior del espacio político y también hacia la sociedad toda. 

En 1956 en la Convención Nacional partidaria se solicita que se estudie y organice un plan para incrementar  la actividad femenina en el partido, mediante congresos y comisiones permanentes que estudien y propugnen  soluciones a los problemas de las mujeres en toda Argentina. También se recomendó que incluyan en los  cargos y actividades del radicalismo a representantes femeninas. No a todos estaban a favor de las  propuestas lo que produjo una grieta interna de la cual surge la rama “Intransigente” del partido. Arturo Frondizi  llevó consigo a Nélida Baigorria y Rosa Clotilde Sabattini de Barón Biza, junto con Ruth Monjardin de Masci  y María Teresa Muñoz de Liceaga y en 1958 -1961 la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) fue la única  fuerza política con representación femenina en la Cámara de Diputados de la Nación, con cinco diputadas. 

Clotilde fue convocada para ser la presidenta del Consejo Nacional de Educación desde donde impulso el  proyecto del Estatuto Docente. Clotilde fue convocada para ser la presidenta del Consejo Nacional de  Educación, desde donde impulsó el proyecto del Estatuto del Docente. 

Mientras luchaba para que las mujeres alcanzaran el pleno ejercicio de los derechos que le correspondían puertas adentro de su hogar debía lidiar con las dificultades de un matrimonio violento. La tragedia la alcanzó  cuando tenía 47 años; el día en el que creyó que podría poner fin a una relación de amor-odio que la  lastimaba, encontró el último mensaje de violencia de su pareja y padre de sus hijos frente a los abogados de  ambas partes y uno de sus hijos. Por un ataque con ácido quedó desfigurada: al dolor físico se sumó el drama 

psicológico de quien había perdido su imagen, ya no reconocía su imagen, los viajes a Europa buscando  reconstruir su rostro no tuvieron resultado, nunca más logro identificarse con los restos de ella misma. Durante  catorce años debió recordar lo padecido y tratar de convivir con los sentimientos de piedad y rechazo de  quienes la miraban. En 1978 pone fin a su vida arrojándose al vacío desde el piso 13 del mismo del mismo  departamento en donde fue atacada por su marido por última vez. 

Clotilde Sabattini recibió el rechazo y la desvalorización social de otras mujeres por su lucha, por haber cortado  el mandato patriarcal, marital y social en la búsqueda de su realización personal, les incomodaba porque hacía ver la sumisión en la que estaban inmersas. Prefirieron enfocarse en el ataque con ácido que sufrió, en  sus hijos malogrados, no destacaron la valentía que tuvo para elegir su destino a pesar de los mandatos  sociales sino que les resulto más fácil desterrarla de la memoria colectiva olvidando todo por lo cual trabajo.  

Libro Ser Mujer en política de Alicia Migliori – Abogada-Ensayista.

Referencia:https://comercioyjusticia.info/opinion/rosa-clotilde-sabattini-i/

Dirección y responsable del proyecto: Silvia Barrios

Colaboración producción de imagen e investigación: Virginia Mendez

Enlace virtual:

“Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”  es  un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas.

Página web Proyecto/archivo “Altar Mujeres SXXI” : “Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”

Pagina del archivo Face https://www.facebook.com/altarmujeressxxi/?modal=admin_todo_tour

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s