Patricia Arce

“NO TENGO MIEDO DE DECIR MI VERDAD. ESTOY EN UN PAÍS LIBRE Y NO VOY A CALLAR, SI QUIEREN MATARME, QUE ME MATEN….SOMOS MUJERES CON VALOR: TU LUCHA ES MI LUCHA, ES NUESTRA LUCHA.”

En noviembre de 2019, Patricia Arce, alcaldesa de una pequeña ciudad de Bolivia y miembro del Movimiento al Socialismo (MAS) fue brutalmente agredida por una turba de manifestantes antigubernamentales. Ellos tenían tomado un puente en la ciudad de Vinto cuando circularon rumores de que dos manifestantes habían sido asesinados por defensores de Morales (más tarde se confirmó una de las muertes). Patricia Arce fue acusada de haber mandado matones para despejar su protesta y ahí se inició el ataque.

El suplicio.
Los atacantes, armados con palos y piedras, asaltaron el ayuntamiento, le prendieron fuego y se llevaron por la fuerza a Patricia Arce.
La arrastraron por las calles descalza, obligándola a caminar más de 7 kilómetros, la embadurnaron con pintura roja, la obligaron a arrodillarse sobre una tarima y le cortaron el pelo.
Mientras era sujetada por el cuello y agredida, la alcaldesa aseguró que estaba dispuesta a dar su vida por el proceso de cambio, tal como el oficialismo denomina al movimiento que llevó al poder a Evo Morales en 2006: “no tengo miedo de decir mi verdad y estoy en un país libre. Y no
voy a callar y si quieren matarme que me maten”
Además, la obligaron a firmar su dimisión. La retuvieron durante cuatro horas hasta que fue rescatada por la policía, que la sacó del lugar en motocicleta.
Esta terrible escena se desarrolló en la ciudad de Vinto, en la región central de Cochabamba, en el marco de la violencia que sacudió a Bolivia luego de las elecciones presidenciales del 20 de octubre de ese año. La junta electoral dio como ganador al presidente Evo Morales, y de esta
manera accedería al cuarto mandato. La oposición denunció fraude electoral y exigió la repetición
de comicios.
Otras ciudades de la región, como la propia Cochabamba y la vecina Quillacollo, registraron
fuertes enfrentamientos entre seguidores de Morales, cocaleros y mujeres indígenas, y
detractores del mandatario. Hubo decenas de heridos y muertos.
En abril de 2020 durante el gobierno de facto de Jeanine Añez, Arce fue detenida junto a sus
cinco hijos acusados de haber organizado una fiesta y consumir bebidas alcohólicas durante la
cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus. Tras dar negativo en las pruebas de
alcoholemia que le hicieron, denunció que la detención se trató de persecución política en su
contra. Patricia, ha quedado con secuelas físicas en sus riñones por los golpes ad emás del
sufrimiento emocional.

El significado del castigo

En este hecho de violencia de género lamentablemente tiene anteriores antecedentes en la
historia. El corte de pelo forzado en las mujeres como espectáculo de exhibición público ha
significado una forma de humillar y castigar a la mujer, por su condición de ser mujer. El pelo se
relaciona con la femineidad, con la sexualidad y su poder. Eso explica varias cosas.
Un ejemplo de antecedente es lo sucedido en la España franquista, tal como se lee en el libro:
“Las rapadas, el franquismo contra la mujer” de Enrique González Duro: “La especificidad de
esta violencia represiva residía en el hecho de que las víctimas eran exclusivamente mujeres
pertenecientes al bando de los vencidos. Según Maud Joly, la realidad de la mujer rapada habría
que contextualizarla no en sí misma ni por sí misma sino en la construcción de la mujer roja
dentro del imaginario franquista. Y la imagen de la mujer roja se construía como expresión de
máxima transgresión de los valores que pretendía representar el nuevo Estado, dando sentido a
la represión de género de la España franquista. Había que captar también la dimensión de un
régimen que tenía un componente patriarcal, así como la reacción contra cualquier transgresión
de las opciones tradicionales de las mujeres”.
También hay tristes antecedentes en los ámbitos religiosos, y en la segunda guerra mundial,
entre otros.
Con respecto a la pintura de color rojo con que se embadurnó a la alcaldesa, obviamente se
relaciona con la sangre y con un comportamiento violento, de odio, agresividad, falta de control
y labilidad emocional; exceso y peligro. Además, destrucción, crueldad y muerte. Con
comportamientos poco reflexivos y con tendencia a ignorar el riesgo. En este caso el vínculo es
con el aspecto negativo de este color.
Por otro lado, en la Europa de la Edad Media uno de sus significados se relacionaba con el mal
y la culpa, siendo muchas mujeres pelirrojas acusadas de ser brujas y quemadas en la hoguera.
Su vinculación con lo femenino esta presente en esta interpretación.

Reivindicación

LaVanguardia

Alcaldesa boliviana termina trasquilada y pintada de rojo en
medio de violentas protestas

Ante el título de la nota periodística anteriormente citada un lector responde:
Goyo Graco Hace 11 meses (editado)
¿Por qué «termina trasquilada»? ¿Era una oveja despistada? ¿A caso estaban los
«trasquiladores» haciendo su trabajo para ganarse la vida con la lana que brotaba de la señora,
que casualmente pasaba por ahí? Por favor, un poco de dignidad en el título. No «acaba» de
ninguna forma, no «pasaba por allí»: es agredida por ser la alcaldesa. No es trasquilada: es
rapada contra su voluntad y cubierta de pintura roja. No es una chiquillada, rapar
forzosamente a mujeres tiene un trasfondo muy antiguo e implica siempre atacar a una
mujer poderosa y privarle de su dignidad. Informen, por favor.

A casi un año de este suceso, Patricia Arce ha resultado elegida senadora por el Movimiento al
Socialismo (MAS), el partido ganador de las últimas elecciones presidenciales que se realizaron
poniendo fin al golpe de Estado.
En un mensaje virtual la senadora dijo: “Somos mujeres con valor.” “Al recordar estos momentos
tristes en mi vida de persecución y agresión, quiero resaltar que el apoyo de tanta gente me hizo
más fuerte. Tu lucha es mi lucha es nuestra lucha. A pesar de la tempestad, vendrán tiempos
mejores.”

Referencia: https://www.lavanguardia.com/internacional/20191107/471443731240/bolivia-violencia-alcaldesa-vejada-pelo.html

Dirección y responsable del proyecto: Silvia Barrios

Colaboración producción de imagen e investigación: Gloria Di Paola

Enlace virtual:

“Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”  es  un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas.

Página web Proyecto/archivo “Altar Mujeres SXXI” : “Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”

Pagina del archivo Face https://www.facebook.com/altarmujeressxxi/?modal=admin_todo_tour

Para sumarte a la propuesta: altarmujeresxxi@gmail.com

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s