8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. “SI NOSOTRAS PARAMOS SE PARA EL MUNDO”.

El 8 de marzo se conmemora el “Día de la Mujer trabajadora” En esta fecha  se reafirma el reclamo por la plena participación en condiciones de igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural. Esta lucha que busca alcanzar la justicia social, año a año, se re significa en el mundo entero cada vez con más fuerza. 

Si somos la mitad de la humanidad, debemos tener participación y también  representación en la toma de decisiones que conciernen a nuestras vidas y cuerpos.

La historia del día Internacional de la Mujer Trabajadora está atravesada por hechos y situaciones complejas de orden global, la primera guerra mundial, la revolución Rusa, el sufragio femenino, el auge del sindicalismo femenino son algunos ejemplos.

Las tragedias también son los hitos que signaron la creación de este día y uno de ellos es el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, el 25 de Marzo de 1911, un suceso trascendental que se sumó a la historia del trabajo y la lucha sindical en el mundo entero. En ese incendio murieron 146 persona, 129 eran mujeres jóvenes,   que no pudieron salir de la fábrica ya que las puertas estaban cerradas por orden de los patrones. Este hecho reavivo el reclamo de la lucha y el reclamo  por mejores condiciones de trabajo.      

Las luchas obreras  reclamaban a sus patrones mejoras salariales, reducción de la jornada laboral, descanso dominical y el fin de la explotación de los niños; y al gobierno federal, el control de las condiciones de higiene y seguridad. Denunciaban la inexistencia de salidas de emergencia y de elementos para combatir incendios, muy frecuentes en el rubro textil.

 El 3 de mayo, se realizó un acto por el día de la mujer en Chicago, preámbulo para que el 28 de febrero de 1909, en Nueva York, se conmemore por primera vez el “Día Nacional de la Mujer”.

Con estos antecedentes, un año después, en 1910, se desarrolló la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en la capital danesa, Copenhague. El tema central fue el sufragio universal para todas las mujeres. Clara Zetkin y Kate Duncker representantes del partido socialista Aleman presentaron la propuesta de conmemorar oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en solidaridad internacional con las delegadas de Estados Unidos que honraron la huelga de las trabajadoras textiles en 1910.

En aquella época las condiciones laborales en aquellos establecimientos fueron descriptas por una obrera de la siguiente manera: “¡En esos agujeros malsanos, todos nosotros, hombres, mujeres y jóvenes ¡trabajábamos entre setenta y ochenta horas semanales, incluidos los sábados y domingos! El sábado a la tarde colgaban un cartel que decía: ‘Si no venís el domingo, no hace falta que vengas el lunes’. Los sueños infantiles de un día de fiesta se hicieron añicos. Nosotros llorábamos porque, después de todo, éramos sólo unos niños”. Sobre el mismo tema el poeta Edwin Markham escribió: “En habitaciones sin ventilación, las madres y los padres cosen día y noche y a los niños que están jugando, les llaman para trabajar junto a sus padres. ¿No es cruel una civilización que permite que se agoten estos pequeños corazones y se aplasten los hombros bajo la responsabilidad de los adultos, mientras en los bonitos bulevares de esa misma ciudad, una dama luce un perro engalanado y lo mima en su regazo de terciopelo?”. 

Rose Schneiderman (líder sindical feminista y socialista estadounidense) dijo: «La antigua Inquisición tuvo su bastidor y sus tornillos y sus instrumentos de tortura con los dientes de hierro. Sabemos cuáles son estas cosas hoy, el diente de hierro son nuestras necesidades, los tornillos son los de alta potencia de la maquinaria en la que tenemos que trabajar y el potro de tormento está aquí en las estructuras que son trampas en los incendios, que nos destruirán al minuto en que ardan”. Recordando a las mujeres de Salem que fueron quemadas vivas acusadas de brujería por oponerse al corrupto y supersticioso poder de su tiempo, señaló: «Esta no es la primera vez que las niñas han sido quemadas vivas en esta sociedad». Y volvió a levantar su dedo acusador: «Cada semana me entero de la prematura muerte de un hermano trabajador. Cada año miles de nosotros somos mutilados. Mientras que nuestras vidas no valen nada la propiedad privada es sagrada. Hay tantos de nosotros para un trabajo que poco importa si son 146 los que caen quemados hasta la muerte». 

Rose era de una de aquellas militantes socialistas de los Estados Unidos que venían conmemorando el Women’s Day el último domingo de febrero desde 1909 para promover el derecho de las mujeres a votar. Al año siguiente en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague los días 26 y 27 de agosto de 1910, las delegadas norteamericanas Lena Morrow Lewis y May Wood Simmons, transmitieron su experiencia a sus compañeras y se presentó la moción de celebrar en todo el mundo el “Día Internacional de la Mujer”. La propuesta fue aprobada. En los años sucesivos los distintos países conmemoraron la fecha en diferentes días hasta que, en 1914, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, las mujeres del mundo lanzaron un llamado a la fraternidad universal, alertaron sobre los desastres de la guerra “intercapitalista en la que el pueblo pondrá los muertos para que los mismos de siempre se enriquezcan aún más”; y fijaron el 8 de marzo como fecha universal dedicada a la mujer luchadora. Tres años más tarde las mujeres encendían un 8 de marzo de 1917,  la chispa que prendería la Revolución Rusa. Ese día miles de mujeres encabezaron motines de protesta contra el hambre y la miseria provocados por el decadente régimen zarista.1917: como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

Más cerca en el tiempo, en 1977, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó oficialmente el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer. Luego, en 2011, se celebró el centenario de la celebración, con la premisa de Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU mujeres).

8 de marzo 2020 Argentina, y el Mundo:

Esta fecha ha convocado a salir a las calles a innumerables colectivos sociales y políticos de mujeres, ellos se manifiestan contra “el patriarcado” que produce la desigualdad y contra el sistema capitalista que alienta y oprime a mujeres en todo el mundo.

Movimientos sociales, gremios, agrupaciones, fundaciones, colectivo “NI UNA MENOS” y la asamblea de mujeres, niñas, adolescentes, lesbianas, travestis, trans y no binaries  en Argentina se unen, y convocan  y participan del  “ Paro internacional de Mujeres”  contra los feminicidios, contra los extractivismos, por el aborto legal seguro y gratuito, la deuda latinoamericana, el reconocimiento al trabajo del cuidado no pago, la doble jornada laboral,  la brecha salarial, y pidiendo y exigiendo justicia, justicia social, libertad e igualdad para todas, todos y  todes.

Referencia:
Ministerio de Cultura Argentina. http://www.cultura.gob.ar

En Howard Zynn, La otra historia de los Estados Unidos, Madrid, Siglo Veintiuno, 1999

Rose Schneiderman, El Triángulo de fuego, 1911.Felipe Pigna, Mujeres tenían que ser. Historia de nuestras desobedientes, incorrectas, rebeldes y luchadoras. Desde los orígenes hasta 1930, Buenos Aires, Planeta, 2011, págs. 451-453.7 www.elhistoriador.com.ar

Dirección y responsable del proyecto:Silvia Barrios

Colaboración en producción de imagen e investigación: Silvia Inés Nuñez y Alicia Sabina Callegaro.

Enlace virtual:

“Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”  es  un laboratorio/instalación transdisciplinario en cruce con la perspectiva de género, que sintetiza el trabajo de una plataforma dedicada a la investigación y producción de obra. Un archivo global de todos los tiempos y culturas.

Página web Proyecto/archivo “Altar Mujeres SXXI” : “Altar Mujeres SXXI  #vidasenlucha”

Pagina del archivo Face https://www.facebook.com/altarmujeressxxi/?modal=admin_todo_tour

Para sumarte a la propuesta: altarmujeresxxi@amaliaferrigno

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s